sábado, 22 de septiembre de 2007

Ahí por mí

Me despierto, después de haber visto en un sueño, los momentos más importantes de mi vida, como si de un resumen final se tratara, como si mi subconsciente se quedara con lo mejor: con mi padre, mi otra familia, y tú Sara,... por eso cuando abro los ojos, lo primero que hago es dirigir mi mirada lentamente hacia la vitrina, porque algo me dice que estarás ahí, que después de todo, lo que nos une, no se ha roto...y no me equivoco, estás llorando feliz por mi vuelta a la vida, porque alguien ha decidido que debo ser aquí, contigo...

2 comentarios:

cintia dijo...

Ai, tía, ese momento fue tan emocionante...

Blanca dijo...

De lo mejor, sin duda ;)